La vez que Deportivo Cali les pagó a sus jugadores con bonos Sodexo

0
818

Fue en el Finalización de 2007, tras la deficiencia económica del club, acentuada luego de que el equipo no logró clasificar entre los ocho. Omar Labruna cedió su lugar en la dirección técnica a mitad de temporada a Néstor Otero. Germán ‘Negris’ Caicedo, contó a De Grueso Calibre la particular manera en la que recibieron sus pagos.

Germán Caicedo (Cali, 25 de agosto de 1977). Debutó en el fútbol profesional con el América de Cali. También jugó en el Deportes Tolima, Once Caldas, Deportivo Pasto, Cortuluá, Pérez Zeledón (Costa Rica), Atlético F.C. y Atlético Huila, antes de llegar al Deportivo Cali, para el Finalización de 2007, luego de un par de destacadas temporadas con el conjunto ‘Opita’, con el que salvaron la categoría y avanzaron hasta la final del Apertura de 2007, contra Atlético Nacional.

Caicedo, también jugó con Bucaramanga, La Equidad, Cúcuta y finalizó su carrera con el Bogotá F.C. Actualmente es agente de futbolistas de la firma +Pilo. Durante la cuarentena en la capital vallecaucana, recordó lo que considera como la forma más particular de recibir un pago en su dilatada actividad futbolística. “Por lo menos pagaron. Hubo otros clubes en los que no me pagaron”, señaló.

“Ómar Labruna me invitó a hacer parte de su grupo en el Deportivo Cali. También tuve ofertas para ir a Millonarios y al Medellín. Me decidí por el Cali, porque crecí viendo jugar a Redín, Valderrama, Carlos Mario Hoyos… en los clásicos frente al América de Ochoa. Además, porque iba a estar en mi ciudad. La intención era poder figurar. Infortunadamente, la campaña no fue la esperada”.

Y continuó su relato sobre su paso por el Deportivo Cali: “A mitad de temporada, sacaron al ‘profe’ Labruna y llegó Néstor Otero, pero el equipo tenía un ritmo muy deficiente y no nos pudimos levantar. Además, teníamos pocos delanteros, porque Armando Carrillo se lesionó antes de finalizar el primer semestre. Luego, Sergio Herrera se lesionó durante la pretemporada en Estados Unidos. Milton Rodríguez jugó todo el Torneo infiltrado, con un tobillo inflamado y Martín Cardetti tuvo que irse de la ciudad tempraneramente. Quedamos con Freddy Montero y Herman Córdoba (Q.E.P.D), que eran excelentes jugadores, pero juveniles, para tanta responsabilidad. Al final, no clasificamos a los cuadrangulares y recayeron los señalamientos en los que habíamos llegado como refuerzos”.

El final de la temporada: “El Torneo para nosotros terminó en noviembre y citaron a mediados de diciembre para iniciar la temporada con el nuevo cuerpo técnico (Daniel Carreño), y a los que no continuábamos, nos llamaron a la liquidación. Nos pidieron que parte del salario lo recibiéramos con bonos Sodexo. Así también arreglaron con toda la nómina. Entonces, tocó cambiarlos en los supermercados o negociarlos con los cercanos que iban a mercar, para así pasar una Navidad aceptable con la familia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí