“Mi cambio drástico, del fútbol a las grandes pasarelas”

0
297

Lo que caracteriza a una persona para poder lograr sus sueños, es ser auténtico y humilde, independiente de la función o profesión que ejerza. Yo pude ser futbolista profesional. Estaba próximo a hacer mi debut con Santa Fe, pero sufrí una lesión de rodilla que me frenó. Luego, desvincularon al profesor Juan José Peláez, yo regresé a Cali a recuperarme y cuando volví a Bogotá, me encontré con los dueños de una gran agencia de modelaje y allí fue cuando inicié ese cambio drástico, del fútbol a las grandes pasarelas de Colombia.

Era una época de mucha discriminación racial, sin embargo, el talento y la persistencia me ayudaron mucho, además estoy convencido que la sonrisa es el idioma universal y cada persona que uno conoce, se convierte en un maestro. Además, hay que tener la humildad de saber escuchar a otros, para tener el privilegio de aprender.

Así fue como logré ser uno de los primeros modelos negros en las grandes pasarelas del país; uno de los primeros negros en protagonizar una novela en Colombia y en ganar un Premio India Catalina. Había muchos paradigmas que se rompieron y que les abrieron las puertas a nuevos artistas. Toda la vida me gustó el arte, el teatro, la cultura, la imitación, y luego de que ingresé al programa ‘También Caerás’, empecé a prepararme. Fui a Cuba a estudiar como actor durante cerca de un año y eso también me llenó de madurez. El humor uno lo tiene por instinto natural.

El personaje de Faustino Asprilla en La Selección fue maravilloso, es el que más me ha cautivado, porque es un héroe del deporte colombiano. Fue un trabajo de campo arduo, divertido, por poder estar cerca de él. Los más complejo fue adoptar su forma de caminar y fue muy divertido llegar a parecerme un poco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí