Luis Sánchez está lejísimos de reemplazar a Pisano y Duván Vergara

0
273

El mediocampista retornó al América luego de una pasantía por el balompié francés, donde dice, fortaleció su voluntad para apoyar al equipo en la marca. Juan Fernando Caicedo, Ricardo Márquez, Christian Marrugo y Matías de Los Santos, son los otros jugadores que han generado algún ruido en los movimientos de los clubes del fútbol colombiano durante el parón a causa de la pandemia.   

Por: John Alegrías

Hace ya más de 7 días que el silbato de reinicio del fútbol tuvo su resonar en la Asamblea llevada a cabo por la Dimayor. No obstante, desde antes y con la suspicacia propia de quien conoce lo que va a suceder, muchos clubes decidieron incorporar nombres y otros hacer que algunos vuelvan a sus plantillas, con la intención de mejorar sus estructuras futbolísticas de cara a la competición que esperan muchos pueda reanudarse sobre la última semana del mes de agosto. 

En De Grueso Calibre pusimos la lupa sobre cinco jugadores que hicieron eco en este improvisado mercado, quienes hacen suponer cambios en la dinámica deportiva de los clubes a los que arribaron. 

1.Juan Fernando Caicedo, del Medellín al ‘Vino tinto y oro’ 

El delantero Juan Fernando Caicedo no renovó con Independiente Medellín y, casi que sin pensarlo, Gabriel Camargo (presidente del Tolima) le hecho vista y mano. El conjunto dirigido por Hernán Torres requería de un punta con experiencia en el torneo nacional y capaz de darle una mano en la Copa Libertadores. En el desarrollo futbolístico de los ‘Pijaos’ estaba faltando un centrodelantero capaz de aguantar de espaldas la pelota, llegar al gol y tener capacidad asociativa; aportes que les puede brindar el nacido en Carepa, Antioquia. Los ibaguereños cuentan con mediocampistas como Nieto y Cataño que necesitan jugar de cara al arco para que su influencia sea más notoria y ahí puede ser útil el atacante de 31 años. Además, tendrá como apoyo a un joven futbolista como lo es Andrey Estupiñán, con el cual puede complementarse de forma estupenda, pues el nariñense interpreta y sabe atacar espacios que pueda generar Caicedo. 

2.Ricardo Márquez, un ‘caballo’ con la misión de imponer su paso en la Capital 

En Millonarios las cosas en el inicio del 2020 fueron en decaída. Su irregular funcionamiento, unido a los desagradables resultados, crearon un coctel que estaba mareando al elenco de Alberto Gamero. Estar en la posición 17° del Apertura, con tan solo un partido ganado, es una señal suficiente que confirma el opaco escenario azul. A esto le podemos añadir la sufrida clasificación en Sudamericana ante un equipo de baja envergadura como el boliviano Always Ready.  

Es por ello que en la gerencia del ‘Embajador’ había un objetivo marcado: conseguir un ariete con poder anotador y la mira se puso en Ricardo Márquez. “Nos va a dar una mano considerable”, comentaba el entrenador Gamero en una charla con Carlos ‘el Pibe’ Valderrama. La frase es simple, pero lleva un significado profundo pues su colectivo reclamaba a gritos un delantero que intimide, muestre los colmillos, capaz de taladrar al rival con su presencia y logre arrinconar a la defensa contraria. El nacido en Santa Marta alberga muchas facultades que pueden entregar una mejoría a la fase ofensiva del cuadro capitalino. Veremos cuánto tarda su efecto, pues es sobre él quien se posan las esperanzas para ir salvando un campeonato que, si bien no está perdido, inició con una dinámica oscura. 

3.Luis Sánchez: un regreso que alivia a los ‘escarlatas’ 

Fue revelación con América de Cali en el año 2019 y eso causó un efecto instantáneo fuera de los límites del territorio colombiano debido a que despertó el interés de muchos equipos. Tanto así que el Saint-Éttinne quiso llevarlo a Francia para poner a prueba sus virtudes. Su paso por la región del Ródano-Alpes fue fugaz. Casi que no llegó a jugar y por eso puso en marcha la conocida frase de ‘el buen hijo regresa a casa’. Luis Sánchez nuevamente se vestirá con los colores ‘escarlatas’ y esto es una noticia que no es poca cosa para el nuevo estratega Juan Cruz Real pues, ante las marchas de Pisano y la anunciada de Duván Vergara, era casi que una obligación contratar a un jugador de ese corte o tipo.  

Hay que aclararlo, Sánchez está lejísimos de remplazar los dos jugadores mencionados, pero sí está cerca de entregar a los ‘Diablos rojos’ calidad en una segunda línea de volantes afectada. Su juego está atravesado por la adrenalina. Le encanta desbordar, regatear, crear desequilibrio y acelerar las jugadas. “En Francia aprendí mucho, soy más maduro. He aprendido a tomar mejores decisiones, la intensidad en Europa es muy distinta. Vengo con el chip renovado y con más voluntad para marcar, que era lo que me faltaba”, comentaba el jugador en ‘El Alargue’ de Caracol Radio, tras su retorno desde territorio ‘galo’. Será ese uno de los puntos a observar y evaluar, pues Sánchez apenas tiene 19 años, y podría constituirse en un futbolista que decide compromisos desde su accionar. Es sin duda una tonelada de vitalidad para la institución americana. 

4.Christian Marrugo: veteranía para el camino de Rionegro 

Su llegada al oriente antioqueño fue una sorpresa para todos. Christian Marrugo decidió dejar el fútbol mexicano para vestirse con los colores del Rionegro y emprender una nueva aventura en el balompié tricolor. ¿Y van cuántas? Es de esos futbolistas que conoce como la palma de la mano la cultura futbolera de nuestro país y llega al equipo de Stifano buscando proporcionar una sabiduría excelsa. Su fichaje es altamente comprensible debido a que las ‘Águilas Doradas’ precisaban de un cerebro capaz de absorber todas las posesiones para administrar, organizar y gestionar los ataques de buena manera. Es el cartagenero una pieza ideal para darle sentido y calma a Rionegro con pelota. Además, tendrá en los flancos hombres a los que exprimir su velocidad como Obrian y Rentería. El cartagenero, pese a sus 35 años, es un futbolista con mucha clase e imaginación, lo cual escaseaba en Rionegro. 

5.Matías de Los Santos, alumbrar la defensa ‘albiazul’ 

Va a ser difícil que sea la cura de todos los males en Millonarios. pero por lo menos, su presencia aumentará un punto en el apartado de competitividad de un equipo que en el fondo está pecando de inseguridad. Conocedor de los vientos que soplan en el lado azul de la capital y campeón en 2017, el defensor ‘charrúa’ de 27 años, es para Alberto Gamero una ficha imprescindible cuando el fútbol vuelva a caminar. Si bien fue muy poco de la partida este año en Vélez de Argentina, el uruguayo tiene como fortaleza ser sólido.  

Bien acompañado, De Los Santos brinda protección gracias a su rigidez, lectura de juego y agresividad. Es un central que junto al costarricense Juan Pablo Vargas puede hacer una buena dupla en la zaga albiazul. Retornó a la capital debido a que el equipo argentino no hizo uso de la opción de compra, trayendo consigo un beneficio enorme desde lo deportivo, pues los nombres en la última línea generan desconfianza, sobre ellos se posan muchas incógnitas, tanto así que en la administración decidieron permitir la salida de dos centrales como Deivy Balanta y José Luis Moreno.  

En el centro de la defensa escaseaba un hombre con bagaje. La lesión de Luciano Ospina hace unos meses retumbó y trastocó el panorama del estratega Gamero, que se inclinó por la juventud de la pareja Vargas-Paz, quienes no brindaron los resultados deseados. Veremos qué tipo de ajuste termina por hacer el entrenador, pero a priori, es De Los Santos una pieza vital si quiere corregir el despliegue defensivo sobre el terreno de juego. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí