Las tres fugas que lastiman la estructura del América

0
130

Por: John Alegrías

El hecho que Alexandre Guimarães dejara de ser director técnico de América de Cali funcionó en su momento como una premonición: la crisis del Covid-19 impactó a fondo en la institución ‘escarlata’, a tal punto que sentenció la fuga de nombres baluartes del campeonato, como el del DT costarricense, el mediocampista Matías Pisano y, ahora, el del goleador Michael Rangel. Tres piezas que lastiman en alto grado la estructura deportiva y, aunque tampoco es el principio del fin, por lo menos algo anuncia.

Tulio Gómez, máximo accionista de América de Cali, no ha parado de repetir hasta la saciedad que ‘el palo no está para cucharas’. Es decir, no hay el suficiente capital para satisfacer el deseo de retener nombres como los anteriores. Sí, el deseo, porque la realidad es la que actualmente está viviendo el conjunto americano. No pueden hacerse esfuerzos por fuera de lo normal, comprometiendo las finanzas a toda costa pues ningún proyecto sobrevive sino tiene una base económica en la que apoyarse. No obstante, aunque sea cierto lo que expresó Gómez respecto a que existe un grupo de jugadores con muy buenas condiciones para seguir peleando en los frentes en los que participa el equipo, el hecho de dejar escapar prácticamente la columna vertebral, deja alguna pizca de incertidumbre en el panorama competitivo.

Como siempre, el tiempo será el mejor consejero y quien hará de juez para lo que se hizo o lo que se dejó de hacer. De momento, el barco espera tener un capitán, y pese a que ya está en gran parte decidido (todas las informaciones señalan al técnico español Juan Cruz Real), este no podrá ser caso omiso a las duras bajas que retumban a todo nivel en la institución roja pues no será lo mismo caminar por un bosque con expertos guías de montaña, que adentrase al mismo con simplemente las ganas que entrega la aventura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí