Los riesgos del MÍO Cable habían sido ignorados por Metrocali

0
276

Yonni Rojas, líder de la Comuna 20, promovió, a través de dos acciones de tutela, la iniciativa para la suspensión del servicio del MÍO Cable, toda vez “las constantes paralizaciones del sistema”. La Superintendencia de Transporte exigió el cese inmediato de operaciones. 5.600 usuarios se verán afectados por la inactividad del servicio.

Por medio de la Resolución número 3 del 2 de enero del 2020, la directora de Investigaciones de Tránsito y Transporte Terrestre, Adriana Otero, ordenó a la Asociación Cable Aéreo Manizales (Operador del sistema) la suspensión del servicio, hasta que se garanticen las medidas de seguridad necesarias.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, tras la medida, informó a través de su cuenta de Twitter, que adoptarán los correctivos necesarios para la reactivación del medio de transporte. Además, hizo alusión a la búsqueda de alternativas para la movilización de los habitantes del sector.

Mientras que el superintendente de Transporte (E), Camilo Pabón en una visita a la Terminal Cañaveralejo del sistema, dijo que la prioridad en este momento era la protección de los usuarios que diariamente utilizan el MIO Cable, la vigencia de esta medida se extenderá hasta que las condiciones sean dadas.

Bomba de tiempo

La suspensión del servicio del MÍO Cable no es una novedad para los vecinos de la comuna 20. En meses anteriores, la Veeduría Ciudadana alertó a Metrocali sobre el desgaste que sufría el cable, lo cual era en un riesgo para quienes lo utilizaban diariamente.

Yonny Rojas, lideró una acción de tutela denunciando la situación. En entrevista con De Grueso Calibre, aseguró que se vieron obligados a tomar esta iniciativa al ver las constantes paralizaciones ocurridas en el sistema, lo cual les llamó su atención y junto a un grupo de vecinos iniciaron las averiguaciones.

Expresó que posteriormente, las circunstancias los conllevó a interponer dos acciones de tutelas. La primera de ellas fue para acceder a la información sobre el estado real del cable, y la segunda, para garantizar la protección a los usuarios, quienes diariamente descienden de la ladera hacia la troncal del MIO.

Rojas destacó que durante ese proceso las autoridades no estuvieron prestas a resolver las inquietudes formuladas desde la Veeduría Ciudadana, situación que cambió al verse los resultados de las tutelas. Asimismo, hizo referencia al impacto que tendrá sobre las 5600 personas que hacen uso del cable, quienes deberán buscar alternativas.

La acción interpuesta ante el Juzgado Primero Civil Municipal de Cali, ordenaba a la Superintendencia de Transporte a efectuar en un plazo máximo de dos semanas las investigaciones correspondientes al desgaste del cable aéreo y fallas estructurales que eran denunciadas. El resultado fue el comunicado donde se ordenaba la suspensión desde este jueves 2 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí