La verbena de Ulpiano Lloreda cambió tras el atentado a Jefferson Herrera

0
403

A la tradicional fiesta del 1 de enero, este año asistieron cerca de 20.000 personas. 600 efectivos de la Policía realizaron los controles desde la mañana y hasta el cierre en la noche.

“Ayer fueron ya 4 años en los que de una manera forzada, tuve que dejar de jugar. Donde me cortaron el camino, pero el sueño de volver a patear una pelota. Han sido 4 años de recuperación, de un proceso lindo, porque he visto la mano de Dios en mí”, escribió este jueves 2 de enero en su cuenta de twitter el ex futbolista Jefferson Herrera, quien fue uno de los infortunados protagonistas de la tradicional verbena en el barrio Ulpiano Lloreda, el pasado 1 de enero de 2016. Tras un intento de robo, el entonces futbolista del Atlético F.C., recibió un disparo que le generó una lesión medular. 4 años después, Herrera realiza terapias continuas, esforzado por recuperar la movilidad en sus piernas.

El lamentable hecho, motivó la intervención de la Alcaldía de Cali y de la Policía para las siguientes celebraciones. “La Alcaldía pone las vallas y los refrigerios, y la Policía pone 200 hombres en la mañana y 400 en la tarde-noche. Cerramos el barrio y solo ingresa gente requisada y conocidos de la gente del barrio. Luego, permitimos el ingreso libre, con requisas. Desde hace 4 años, venimos trabajando en el tema, sin un herido ni un muerto, luego de la última verbena cuando dejaron en situación de discapacidad al exfutbolista Jefferson Herrera; hubo un muerto y cuatro o cinco heridos. Soy el encargado de hacer el control y mantener la comunicación con la comunidad. Este año asistieron entre 15 y 20 mil personas”, resumió el Intendente Rubén Darío Valencia a De Grueso Calibre.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí