COVID19… ¡Colombia atenta y prudente!

0
517

Por: Germán Medina Scarpetta

La humanidad se sacude y desnuda en varias latitudes la falta de reacción y torpeza de dirigentes mundiales cuando enfrentan un problema real. Gerenciar un país rico cuando el camino está controlado por el poder económico no es de resaltar. El talante y tamaño histórico del establecimiento global está en cómo en enfrentar el reto, defendiendo la vida de sus gobernados contra el inocultable efecto que la economía sufre por el confinamiento de miles de millones de personas que está definiendo el nuevo orden mundial.

Trump en USA, AMLO en México, Johnson en UK, Bolsonaro en Brasil, por citar algunos, demuestran que la estupidez no diferencia ideologías o geografía. En esta demostración, se ahoga el dolor de muchos países mientras despiden a distancia sus muertos.

Acertado y sensato el presidente Duque al ordenar prolongar la cuarentena nacional por 14 días más. Muestra que, por encima de presiones, prima conservar la calma hasta tener certezas que soporten cualquier modificación al aislamiento obligatorio.

Aparentar “aplanar“ la curva de casos positivos sin hacer las pruebas requeridas es dibujar una falsa realidad que se cae cuando aumente el número de muertos. La oportunidad y pertinencia en el número de pruebas diarias y su resultado son el soporte científico para determinar acciones de control epidemiológico. Alejarse de la rigurosidad científica puede llevarnos a una catástrofe humanitaria que tiene espejos hoy en varios países.

Es necesario alinear los esfuerzos regionales con el estado central, bajando al mínimo el trámite burocrático para que los recursos y decisiones lleguen de manera expedita a su destinatario.

El falso dilema de Hambre vs Virus se resuelve asegurando el ingreso mínimo vital para todas las familias, que debe ser premisa sin discusión. La vida humana siempre está primero que la vida empresarial. Se debe acondicionar la economía a la situación actual, no al contrario.

Asumir el pago de servicios públicos y exigir al sector financiero suspender cualquier tipo de cobros, son algunas de las acciones paralelas que el Estado debe asumir en conjunto con lo que se adelanta en materia de atención en salud. De esta manera puede sostener la seguridad urbana que se vería afectada por las manifestaciones propias a las que el hambre puede llevar.

Dos puntos de atención merecen ser resaltados: la presencia confirmada del virus en Buenaventura, eje primordial de nuestra economía, donde la infraestructura hospitalaria es exigua, y la tragedia de incontables ciudadanos venezolanos regresando a su país sin asistencia humanitaria ni control sanitario.

Bien expresa el director de la OMS, la política debe estar en cuarentena.

Es el momento de superar cualquier tipo de distanciamiento que no sea el que evita el contagio del virus. Las diferencias políticas son la que más lejos deben estar ahora que necesitamos tomar lo mejor de cada uno y así enfrentar lo que de manera inextricable está llegando.

Mi compromiso es sumar desde cualquier escenario para que superemos esta dura prueba que se lleva vidas en todo el planeta. Hoy el gobierno somos todos, cada uno de nosotros es responsable de sus actuaciones dentro de la prevención que sabemos funciona como barrera para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Hay que insistir en que la atención y la prudencia activan el sentido de protección… ¡Atentos y prudentes!

¡CALI, EL VALLE DEL CAUCA Y COLOMBIA CUENTAN CON VOZ!

Germán Medina Scarpetta

@GermanMedinaSc #MeQuedoEnCasa #ElValleSeQuedaEnCasa #LaVacunaEstáEnTusManos

P.D.

  1. Inexplicable y triste ver al presidente Duque haciendo y celebrando chistes sobre el COVID19.
  2. Atender la situación carcelaria no da espera, que no veamos salir cadáveres antes de evacuar a quienes pueden pasar a detención domiciliaria.
  3. Cuidado apoyamos a Trump, desesperado por su reelección, en su nueva guerra contra el narcotráfico (léase Maduro y su régimen). Pretender gastar lo que no tenemos en operaciones militares, agravando la inmanejable situación sanitaria de la frontera, sería sumar problemas al momento crítico que vivimos.
  4. Compartiendo o no sus posiciones políticas, la democracia en Colombia tiene en Gustavo Petro un actor de indiscutible importancia. ¡Pronta recuperación, Senador!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí