John Mosquera: “Luego de la lesión con el Cali, empecé a sufrir de alopecia”

0
1658

El extremo de los ‘azucareros’ reapareció ante los medios de comunicación luego de cerca de siete meses. Se encuentra en República Checa, donde hay “cero muertes por el Covid-19”, declaró a De Grueso Calibre.

John Edison Mosquera (8 de mayo de 1990), luego de que salió del quirófano, el pasado 16 de agosto, tras convenir con el médico del Deportivo Cali y con el exDT Lucas Pusineri, la realización de una limpieza de cartílagos, pasó a extrañar los pitos, los plausos, las concentraciones, la vida en equipo. “Evité mostrarme en los eventos con el grupo; no me sentía un jugador de fútbol.  Entonces, le dediqué ese espacio a mi familia y eso me sirvió para saber quiénes estaban conmigo. Tuve tanto estrés que empecé a sufrir de alopecia, me salieron unos pelones en la cabeza. No sabía cómo manejar la situación, porque era la primera vez que me pasaba”, declaró el extremo vallecaucano, en diálogo telefónico, desde Praga.

Campeón de la Copa Libertadores de 2016 con Atlético Nacional, Mosquera retornó al Bohemians 1905, donde había jugado antes de arribar al conjunto antioqueño. En la capital checa juega de local; allá nacieron su esposa y su pequeña hija.

Su permanencia en el Deportivo Cali: “Vivo agradecido con el ‘profe’ Pelusso, quien me invitó al proyecto del Deportivo Cali, que tenía como meta la Copa Sudamericana. Y en mi última etapa, sufrí la lesión, que terminó apartándome hasta de amistades. Sabía que si me operaba iba a tener menos chances de estar en otros equipos, sin embargo, me llamaron, pero no me precipité en firmar. También le agradezco al médico Figueroa y a todo el departamento médico del Deportivo Cali, por la paciencia y por todo lo que hicieron por mí”.

La desvinculación del Cali: “A falta de dos fechas para culminar el campeonato, yo ya había vuelto a trabajos con el equipo, y me pasaron la carta de no renovación del contrato. Fue algo que me conmovió. Antes de llegar al Cali, tuve opciones de firmar con otros equipos importantes, y lo hice porque el 99% de mi familia es hincha del Cali y porque desde pequeño jugué con las inferiores del club. Durante la lesión me cuidé mucho, pero no se pudo dar la continuidad. Ojalá pueda volver a tener esa oportunidad”.  

¿Por qué no aceptó las ofertas para continuar en el fútbol colombiano? “Llegaron ofrecimientos de cerca de cinco equipos, buenos, que querían pelear por llegar a las finales. Sin embargo, pensé en retomar mi nivel, y me pudo más el deseo de estar con mi mujer y mi hija en República Checa. El presidente del Bohemians me escribió que quería volver a contar conmigo y firmamos un contrato corto. Ya jugué como titular un partido en casa y la afición me hizo un homenaje. La idea es recuperar mi nivel y quedarme en Europa, en un equipo que juegue las competencias internacionales, o donde Dios me quiera poner. Nunca he sido un jugador indisciplinado, siempre me he cuidado y he procurado hacer las cosas bien”.

La coyuntura del coronavirus: “No es bueno, pero nos va a servir para pensar en las cosas malas que los seres humanos le estamos haciendo al planeta. Dios quiera que se acabe todo esto; es algo que me conmueve. Aquí en República Checa se han reportado cerca de mil casos y cero muertos. Eso quiere decir que las cosas las están manejando bien; todo está cerrado, excepto los supermercados. Todos debemos acatar las medidas de sanidad”.

Le vino bien la ‘para’: “Los primeros días me costó, porque el fútbol checo es muy físico y yo venía de la lesión. Esta ‘para’ me está sirviendo para trabajar el doble y poderme adaptar al grupo. Ya llevamos más de dos semanas en cuarentena. El 1 de abril tenemos prevista la reunión para retomar labores (…) Y sobre la disminución del salario, no he hablado con el presidente del club, pero yo estoy dispuesto a aceptarlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí