‘El Betún’, primer colombiano que jugó con River Plate de Paraguay

0
1290

Janner Redondo jugó en la temporada del 2004 con ‘el Kelito’, rival del Deportivo Cali por la primera ronda de la Copa Sudamericana. “Me decían ‘el Betún’”, comentó, al tiempo que recordó su esfuerzo en el club paraguayo, en el propósito de “volver a sonar en el futbol”.

Cuando se limitaron las posibilidades de continuar vigente en el balompié colombiano, Janner Esteban Redondo, se aventuró a vincularse a un modesto club que competía en el campeonato de la B del fútbol paraguayo. “River Plate peleaba por no descender a la C. Llegábamos a hoteles sencillos y jugábamos con el peso de tener que luchar y ganar. En ocasiones había que esperar hasta dos meses para que pagaran los salarios. Pero la intención mía era volver a sonar en el fútbol, sentir la sensación de estar en un campeonato, en otro país. A la final, disfruté ese momento y tuve una buena temporada”, comentó Redondo a De Grueso Calibre.

El retirado futbolista samario, realizó su proceso formativo en el Boca Juniors de Cali. También jugó con Centauros, Cóndor, Bogotá, La Equidad, Deportes Quindío, 3 de febrero de Paraguay; en la Selección Valle y Selección Colombia Sub-17, dirigida por Germán ‘Basílico’ González. “Diego Édison Umaña me acostumbró a ser un jugador polifuncional, en el Quindío. Y en River Plate, jugué como lateral, de carrilero y una vez por una necesidad, me pusieron de delantero”, rememoró.

Este martes (7:30 p.m.) en Asunción, Paraguay, River Plate y Deportivo Cali jugarán el compromiso de vuelta por la primera fase de la Copa Sudamericana -en la ida los ‘azucareros’ ganaron 2-1-. ‘El Kelito’, contrario a las épocas en las que estuvo el colombiano Redondo, compite desde hace 2 años en la primera categoría; está jugando su primer certamen internacional y tiene en su nómina jugadores de renombre como el uruguayo Álvaro Pereira.  

El rival del Cali: “Cuando vi el sorteo, se me vinieron a la mente muchos recuerdos, de mi llegada al equipo, un 4 de enero de 2014. Llegué al plantel base, con 20 jugadores y había otro grupo alterno que estaba a prueba. Era un club pequeño, que nació en un barrio. Yo ya había estado en el 2009 en Paraguay, jugando con 3 de febrero. Sin embargo, en esta oportunidad, arribé a un club con las condiciones mínimas, con poco apoyo económico. El uniforme de entrenamiento estaba descolorido, pero me brindaron mucho amor, me respetaron, y fue muy impactante el ver llegar a un negro. El ‘profe’ Rivarola me conocía, me llevó y fui titular. Jugué 22 partidos en el año. Estábamos peleando descenso y terminamos en la novena posición”.

La evolución de la cancha y del club: “Era una cancha pequeña, dura, con morros, lo que impedía que rodara el balón. Los camerinos eran sencillos y solo había una tribuna. Hoy en día, arreglaron los camerinos y construyeron todas las graderías. Me alegra ver la evolución de River Plate. Pasó de ser un equipo de barrio, sin historia, a la primera categoría, con un estadio en mejores condiciones; jugando por primera vez un evento internacional; enfrentando al Deportivo Cali, con refuerzos de peso; con patrocinadores”.

El juego de vuelta: “El Cali es un club con jugadores de mucho cartel. Pero River es un equipo aguerrido, con jugadores que corren los 90 minutos y que basan el juego en la fuerza y la velocidad. Ellos son contundentes en el frente de ataque y luego, defienden a muerte cada balón. El Cali no va a tener un partido fácil. Ellos quieren seguir haciendo historia”.  

La hinchada: “Muchas veces corearon mi nombre, porque yo practicaba un fútbol vistoso, muy diferente al que ellos estaban acostumbrados a ver; con un regate, un enganche, un túnel, la gente se emocionaba y siempre salía emocionado. Me caractericé por ser un jugador alegre, dentro y fuera de la cancha. Me decían, ‘qué alegría tiene Colombia para jugar’. Y por mi color, la gente quería tomarse fotos y pedirme un autógrafo porque era el único negro. Me decían en guaraní una frase que significa betún. Otros, se metían con el país y quería sacarme de casillas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí