Un millón de corazones laten por Clara

0
240

El escalafón se encontraba liderado por el escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal, quien el 26 de octubre de 1997 alcanzó un registro sin antecedentes. 650.000 ciudadanos del Valle del Cauca lo situaron como el Gobernador con la más alta votación en Colombia. Diez años después, 676.000 electores permitieron que Juan Carlos Abadía llegara a dicho lugar. A la cumbre, desde el pasado domingo 27 de octubre, escaló Clara Luz Roldán González. Un millón de corazones latieron y siguen palpitando por Clara.

La exdirectora de Coldeportes acentuó las simpatías con los vallecaucanos. Tras su dimisión al cargo, en la actualidad ministerial, mantuvo un continuo recorrido por los diferentes municipios del departamento; interactuó con la comunidad, exploró lugares paradisiacos, bailó, contagió con su alegría e irradió la esperanza de que los recursos públicos del Valle del Cauca continúen siendo bien administrados y que la región se mantenga en la vía hacia el desarrollo. La comunidad se apropió durante algo más de un año y en los últimos meses con más intensidad, del sonado mensaje “la tengo clara”, y lo ratificaron en las urnas, depositando cerca de un millón de votos, porque ven en Clara Luz Roldán el espejo en el que todos se quisieran mirar, habida cuenta de sus raíces humildes y de su ejemplo de superación.  

Con las facultades para continuar el legado de Dilian Francisca Toro, Clara Luz Roldán resaltó durante su campaña el liderazgo de la mandataria actual, capital para entronizar a la región como la más destacada en el país por su desempeño fiscal. La destacada administración también da cuenta de que a pocos meses de culminar el periodo, ha pagado el 91% de las deudas tras el acuerdo de acreedores; a falta de $39.000 millones de los $599.000 que se adeudaban cuando tomó posesión quien para entonces se convirtió en la primera mujer elegida como Gobernadora en el Valle del Cauca.

La vitalidad de la red pública hospitalaria, el renacer del liderazgo deportivo, la decidida inversión en ciencia, innovación y tecnología, el apoyo a los emprendedores, el aporte a la infraestructura, el ascenso en la calidad educativa y la mejora continua en la calidad de vida de la comunidad, es el legado que recibe Roldán González, quien les brinda tranquilidad a los vallecaucanos, toda vez su trabajo incansable y su demostrada capacidad de gestión, comprobado durante los diferentes cargos públicos que ha ejercido, en los que se mostró abnegada por brindarles bienestar a las comunidades.

El amor, la alegría, la comunión y la paz, se conjugaron durante la indesmayable campaña de la mujer que logró la más alta votación en Colombia entre los aspirantes a las gobernaciones de los 32 departamentos del país. Los logros alcanzados en la región durante su ejercicio como directora de Bienestar Social, como Secretaria de Recreación y Deporte, como Gerente de Indervalle y recientemente, como Directora nacional de Coldeportes, además de su permanente empatía entre las comunidades, le permitió a Clara Luz Roldán lograr una amplia diferencia (56,17%) con relación a los restantes candidatos.

En el Valle del Cauca se siente el latir de la esperanza; desde los niños que por primera vez participaron de un plan de gobierno con la iniciativa ‘Cartas a Clara’, hasta los adultos mayores, quienes dan testimonio del bienestar que les ha brindado desde los diferentes cargos públicos la Gobernadora electa del Valle del Cauca. Mujer de destacados resultados y generadora de comunión; desde el primer cargo del departamento, se ha propuesto, trabajar en articulación con los diferentes alcaldes para fortalecer la seguridad en la región. También adelantó, más vigilancia y la interconexión de tecnología de los comandos de Policía de Buga y Cali. En la capital vallecaucana, además, se haría realidad la estación en el barrio El Diamante, obra que no fue permitida por la administración actual.  

El millón de corazones que laten por Clara y todos los habitantes del departamento, también, según las proyecciones de la electa mandataria, se preciarán de vivir en la región más verde y turística del país, donde la responsabilidad ambiental se adoptará como un placentero modo de vida; donde se continuará potenciando la cultura y se esperan más logros deportivos; donde el emprendimiento seguirá teniendo protagonismo, y donde se disfrutarán de mejores vías: la extensión de Candelaria hasta Florida; como también la de Crucero Dapa hasta la glorieta de Las Américas, y muchas más obras que le mantendrían al Valle del Cauca el sello de calidad.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí